Buscar
  • Alegrarte

La magia de subir montañas



Debo confesarles que en mi vida jamás imaginé llegar a subir una montaña y mucho menos uno de los picos más altos de México.


El Iztaccíhuatl es la tercera montaña más alta de México (5,230 metros) después del Pico de Orizaba ​​y el Popocatépetl. También está catalogada cómo la segunda cumbre escalable más alta de México y se dice que  es la montaña que ofrece las mejores vistas de nuestro país. Es conocida popularmente como  “la mujer dormida” o en náhuatl como “mujer blanca”, ya que es una de las cumbres más blancas (por la nieve) del país.


Para subir el Izta se requieren aproximadamente 2 días, muy buena condición física y algo de experiencia en asenso de montañas.


Llegamos al campamento La Joya cerca del medio día. ¡¡No tienen idea de lo emocionada que estaba!! Para empezar, era la segunda vez en mi vida que armaba una casa de campaña y acampaba al aire libre. Después de armar nuestro campamento, hicimos una caminata para aclimatarnos, comimos un poco de carbohidratos y comenzamos a hidratarnos. Cerca de las 4:30pm, Salatiel, nuestro guía de alta montaña, comenzó a preparar la cena, ya que debíamos comer temprano para dormir o intentar descansar lo más que pudiéramos. Cerca de las 7pm nos metimos a las casas de campaña para intentar dormir, pero es un poco difícil conciliar el sueño entre la altura y la emoción de subir la montaña.


Déjenme decirles que cuando pisas una cumbre, puedes estar bastante seguro de lo afortunado que eres y que el paisaje que contemplas, lo han visto muy pocos.


Alguna vez leí que las montañas tienen algo especial, nos producen una sensación de “magia”, ya sea por ese contraste entre el peligro y lo sublime; pero yo creo que es porque nos hacen sentir pequeños y nos ponen en nuestro sitio, es ahí donde los problemas de la vida se olvidan y todos tus sentidos están centrados en el AHORA, entonces, la vida transcurre más lenta, más bonita y agradeces por todo.


“La montaña te lleva a superar los límites que crees tener.”

Definitivamente no eres el mismo después de subir una montaña; alcanzar una meta o un sueño, es una sensación adictiva. Yo considero que los retos que más trabajo te cuestan, son los que realmente aportan cosas grandes a nuestra vida.


La confianza en ti mismo y la certeza de que puedes cumplir ese reto, ese sueño o esa meta, es lo que va a hacer que lo logres o no. Y lo más importante, aprenderás a eliminar la frontera más peligrosa: la que tú mismo te pones.


Siempre podrás hacer más de lo que crees, ¿cómo? Solo confía en ti mismo y nunca olvides agradecer.


“My favorite memories are those that remind me of what it means to be free and grateful.”





¡Hola, soy Marina Villalón!

Soy diseñadora gráfica, amo correr en las montañas (si, soy de esas locas que se levantan bien temprano los fines de semana jaja), me encanta viajar y no podría vivir en este mundo sin perritos.


“Life is bigger than your fears”, es la frase que rige mi día a día.


Actualmente me dedico a todo lo relacionado con branding, redes sociales y generación de contenidos. Hace poco retomé uno de mis sueños más grandes: Bambi Power, mi marca de diseño textil aplicado a varios productos, que por cierto pueden encontrar en Alegrarte ¡yeeeei!

Forma parte de nuestra comunidad y ayúdanos a compartir buena onda e inspiración.

Alegrarte® 2020

¡Sorpresa!