Buscar
  • Alegrarte

La guerra más grande

Hace poco leía un versículo que dice "aunque un ejército Acampe contra mi"... Cuando vamos a acampar normalmente llevamos todo lo necesario para pasar por lo menos una noche.


¿Te imaginas estar acampando en un lugar donde haya guerra? Escuchar, no sé, las bombas, disparos, gritos.. No me puedo imaginar lo que se siente que esté en un lugar en guerra donde el ejército enemigo esté afuera de mi casa, preparando sus armas, gritando; no puedo imaginarlo.. ¿o si?...


Creo que todos hemos tenido enemigos y siempre tratamos de mantenerlos lo más lejos posible. Ahora, ¿te imaginas a tu enemigo con una tienda de campaña en la puerta de tu casa? ¿Pero quiénes es realmente nuestro enemigos? ¿Te imaginas que la soledad esté constantemente gritándote? Qué la depresión, el alcoholismo, la tentación de cualquier tipo … gritando cada día? Sintiéndolo tan cerca, siempre. Te levantas en la mañana, te acuestas, sales a trabajar, comiendo.. y ahí están… entonces es en ese momento cuando continúa el versículo no temerá mi corazón, aunque se levanten guerras yo estaré confiado.


La guerra más grande es aquella donde no te rindes ante Dios,

la guerra comienza cuando no sacamos bandera blanca delante de Dios, cuando seguimos creyendo que solo podemos vencer vencer a nuestro enemigo, hoy te aseguro que aunque tú enemigo se vea como muralla, Jesús puede vencerlo.


Y es que como dice una canción Las murallas caen a su pies al oír su voz. No hay nada que se pueda mantener en pie cuando Él habla. Nada puede ser más grande que el poder que sale de su boca. Ni el pecado más horrible, ni el corazón más duro, ni la mente más atormentada, ni la tormenta más fuerte puede permanecer en su lugar ante su voz. No existe, no ha existido ni existirá muralla tan Antigua, tan grande, tan fuerte que no pueda ser destruida en pedazos con el sonido de su voz.




Mi nombre es Daniela Quintero, tengo 30 años. Soy Venezolana y vivo en México desde hace 7 años. Hace algunos meses descubrí que escribir es un tipo de comunicación con Dios, y desde entonces trato de hacerlo cada vez que puedo. Me encanta la playa, la cocina, estar con mi familia y amigos. Trato de aprender cada día algo nuevo. Mi mayor reto es ser mejor persona cada día.

Forma parte de nuestra comunidad y ayúdanos a compartir buena onda e inspiración.

Alegrarte® 2020

¡Sorpresa!